miércoles, 7 de marzo de 2012

Yosa Buson (1716 - 1784)

Yosa Buson

Buson Yosa (1716-1784).

Destacado poeta haiku de finales del siglo XVIII (del periodo Edo). Junto con los poetas Basho (1644-94) e Issa (1763-1827), es considerado uno de los nombres más importantes del haiku. También fue un distinguido pintor del estilo Bunjinga, o estilo literario, de origen chino. Como pintor, perfeccionó el haiga (dibujo estilo haiku) hasta convertirlo en una rama de la pintura japonesa. Su discípulo más conocido, Matsumura Goshun, también conocido como Gekkei, fundó la escuela “Shijo”.

Buson, también conocido como Yosa Buson o Taniguchi Buson, nació en las afueras de Osaka. Se cree que perdió a sus padres siendo muy joven.
En 1737 se trasladó a Edo (actual Tokyo) para estudiar pintura y haiku. Durante cinco años (entre 1737 y 1742) perteneció al círculo de poesía haikai liderado por el poeta Hayano Hajin. Aquí aprendió la técnica de la escuela haikai que seguía la tradición del poeta Basho, trasmitida por Hattori Ransetsu y Takarai Kikaku.
Tras la muerte de su maestro Hayano Hajin en 1742, Buson se instaló en los alrededores de Yuki, al norte de Edo, donde pintó, practicó haikai y escribió su famoso poema "Hokuju Rosen", una elegía al poeta Hokuju y el primero de sus innovadores poemas, en el que ya se presagiaba el moderno estilo de verso libre.
Durante estos años, Buson viajó por el noroeste de Japón, visitando los lugares que su maestro había dejado reflejados en su famoso diario poético de estilo Basho Oku no Hosomichi (1694).
Se instaló en Kyoto a finales de la década de 1750 y se introdujo en el círculo del poeta Mochizuki Sooku (1688-1766), donde entró en contacto con el estilo chino bunjinga. Practicando la poesía y un tipo de pintura inspirado en este estilo, aspiró a los ideales bunjinga.

Durante sus primeros años en Kyoto, entre 1756 y 1765, fue particularmente prolífico como pintor y firmó sus obras con los nombres de Sha Cho-Koh y Shunsei ('Estrella de Primavera'), entre otros.
Tras su experiencia con el estilo bunjinga, volvió progresivamente al haiku.
En 1770 tomó para su estudio el nombre de “Yahantei Segundo” como homenaje a su profesor de haikai, el maestro Hajin que había sido el primer Yahantei.
En 1771 emprendió, en colaboración con su contemporáneo Ike no Taiga, uno de sus proyectos más importantes, que le afianzó como uno de los mejores pintores de su época: una serie de diez paisajes basados en poemas chinos, Juben jugi ('Diez Conveniencias y Diez Placeres'), actualmente calificado como “Tesoro nacional” por el gobierno de Japón.
Maestro de poesía y pintura, Buson encontró su personal voz gracias a la asociación de dos poetas muy diferentes, Tan Taigi y Kuroyanagi Shoha; ambos le ayudaron a desarrollar su personal estilo, espontáneo y sensual. Siguiendo sus pasos, Buson emergió como la figura central del renacimiento del haikai y fundó su propio grupo poético denominado "La Vuelta de Basho", un movimiento de retorno al estilo del maestro Basho que pretendía limpiar al haiku de todo ingenio que fuera superficial.
Su grupo poético publicó el primer libro en 1772, y en 1776 construyó una sede, el Bashoan ('La cabaña de Basho'), para celebrar sus asambleas.
También realizó varios rollos de mano ilustrados, así como algunos biombos, incluido el texto de Oku no hosomich, que ayudó a canonizar a Basho como un gran santo de la poesía. A pesar de que Buson trató de emular a Basho, su poesía es claramente diferente y más versátil. Leyó a los clásicos y estudió diferentes estilos de pintura japonesa y china. Poesía y pintura se complementan una a otra en su obra. Sus haikus, sólo superados por los de Basho, revelan un estilo más objetivo y pictórico que los de su maestro. Los poemas de Buson, de gran diversidad, son ricos en imágenes que describen con gran nitidez la belleza del movimiento y la sensualidad de los objetos; es una poesía dinámica sumergida en amplios paisajes, lírica, sensible con lo humano y llena de gracia y de romanticismo en sus historias ocultas.
Alcanzó su propio estilo pictórico en sus últimos años, cuando usaba el nombre de Sha-In.
Liberado de la influencia de China, creó paisajes genuinamente japoneses.

A pesar de su brillante obra poética, Buson fue reconocido más por su pintura, hasta que los ensayos de los poetas de haikus modernos, Masaoka Shiki y Hagiwara Sakutaro, le han devuelto su fama como escritor.



Dulces lluvias de primavera,
No hay nada que pueda expresar
¡Qué triste es todo esto!


Casi irreal
Es sostener una mariposa
Entre mis dedos.


Fluye el agua fría del manantial
Y finalmente se mezcla
Con el agua de primavera.


La luna en el corazón del cielo
Pasando por encima de la ciudad
En la pobreza.



adabana wa ame ni del utarete uri batake

flores estériles 
Son golpeadas por la lluvia 
en los campos de melón


El mar en primavera. 
Todos los días se levanta y cae, 
sí, subidas y bajadas.


El riachuelo
va al este, va al oeste
entre retoños


Mi aldea natal:
el vino malo,
pero las flores de alforfón


Esto es todo,
el camino acaba
en el jardín


Viejos y cansados sauces.
Qué largo iba a ser el camino, pensé
mientras te alejabas


La lluvia de invierno,
nos dice
que el presente ya ha pasado


Los pasos anhelados...
están lejos,
sobre las hojas caídas


Breve siesta;
al despertar
se fue la primavera


Mi pueblo.
Las libélulas atraídas 

por los blancos muros


Flor de colza.
Luna en naciente
y sol en poniente


Rocío en la zarza.
Las espinas
afiladas en blanco


El ciervo brama
tres veces en la lluvia;
después, silencio

(Trad. José María Bermejo)


¡Qué placer!
Vadear el río,
sandalias en mano


La lluvia de primavera.
Todavía no se ha mojado
la barriga de la rana

(Trad. Vicente Haya)


El dueño del campo
va a ver cómo está el espantapájaros
y vuelve


Cambio de ropa,
los dolores del mundo
se te olvidan



Escuchar a la luna,
mirar fijamente el croar de las ranas...
La extensión del arrozal


El zumbido de  mosquitos,
cada vez que cae una flor
de madreselva


El pincel congelado,
así que le doy un mordisco
para eliminar el hielo


Noche corta de verano. 
Una gota de rocío en la parte posterior
 de una oruga peluda


Tarde de otoño 
 hay alegría también 
en la  soledad


Sufriendo estaba
y al subir una loma,
¡Zarzas en flor!


En la flor blanca
del ciruelo, amanece,
suavemente


Al sonido de la flauta
también se acercan las olas.
Otoño en el templo de Suma


Tortuga de Aoja,
no sabe de Aoto
sólo del agua clara de la montaña


Sembrador de crisantemos,
¡Eres el sirviente
de los crisantemos!


Un viento glacial,
de pronto el caballo tropieza
 el camino de vuelta


La luna en el corazón del cielo
pasando sobre la ciudad 
en la pobreza


Pasó el ayer
pasado también hoy,
se va la primavera


Tras despedirnos
él cruzó la montaña.
¡Campo marchito!


Cada mañana
¿Dónde va pensativa
la primavera?


Noche Fugaz:
las perlas del rocío
sobre la oruga
(Trad. José María Bermejo)


Cuando nada,
la rana está en un estado
de completa entrega
(Trad. Vicente haya)


De lejos, de cerca
escuchando los sonidos de las cascadas,
las hojas jóvenes


Pisa la cola
del faisán: el poniente
primaveral



Se ha deshojado
la peonía, los pétalos
unos sobre otros


Con la lluvia de primavera
la laguna y el río
se han convertido en una


El claro de luna,
el color y el olor de las glicinas
parece tan lejos


Un rayo de luz,
el sonido de las gotas de lluvia
que cae en el bambú


Un aguacero,
se agarran a las hierbas
los gorriones


Preparando sushi
al cabo de un rato:
la soledad


Sin alojamiento.
La hilera de casas
brilla en la nieve
(trad. Ricardo de la Fuente)


Crece el aroma
de los ciruelos.
El halo de la luna
(Trad. Samuel Wolpin)



Se va la primavera,
sostener el laúd
que pesado resulta


Paso de largo sin entrar:
¡Las hojas rojas de arce
del templo de Fijisawa!


No puedo verla esta noche. 
Tengo que renunciar a ella 
Así que voy a comer fugu*

(*'Fugu' es la palabra japonesa para el pez globo y el sushi hecho de ella)



Flor de peral. 
Una mujer en el claro de luna 
lee una carta 


Ciruelos por todas partes...
¿Debería ir al sur
o debería ir al norte?
(Trad. Vicente haya)


Viento de la tarde,
las patas de la garza
sacuden el agua
-
Viento de atardecer...
El viento azota las patas
de una garza azul
-

Viento de atardecer,
se ondula el agua
alrededor de la garza
(Trad. Vicente Haya)


Fuyugomori  kokoro no ôku no  yoshinoyama

Retiro invernal.
En lo hondo del corazón,
el monte Yoshino.


Yo me voy, 
y tú te quedas, 
dos otoños


Un delicado pie
vadea el agua primaveral,
nublándola
(Trad. Samuel Wolpin)


Sopla el poniente
y al oriente se apilan,
las hojas secas


Cede la noche.
A la costa rocosa se acerca...
¡Una medusa!


Empapándose en el tejado,
con la lluvia de primavera
una pelota de mano


En la lluvia de primavera
pasan conversando
un paraguas y un gabán


Caen las flores  de cerezo
y entre las ramas
aparece un templo


Desoladamente
se oculta el sol en las rocas
del campo yermo
(Trad. Fernando Rodríguez - Izquierdo)



Lluvia de primavera;
¡Pobre de aquel
que nada escribe!


Río invernal.
Flotando pasan las flores
ofrecidas al Budha



Yosa Buson (1716 - 1784) 





 Autorretrato
 Taniguchi Buson conocido como:
Yosa  Buson. (1716 - 1784) 




Me ni ureshi
Koguimi no oogui
Mashiro naru

Semblante radiante
Inmaculado
El abanico del amante



Futari shite
Musubeba nigoru
Shimizu kana

La pareja enturbia
Al querer beber
El agua de la fuente



Koi samazama
Negai no ito mo
Shiroki iori

Amor variado
Este hilo del deseo
También fue blanco



Koshi nuke no
Tsuma utsukushiki
Kotatsu kana

La frágil esposa
Al brasero sentada
¡Qué hermosa!


Yosa Buson: Selección de jaikus. 

Traducción de Justino Rodríguez, Kimi Nishio y Seiko Ota. 
Hiperión. Madrid, 1997





No hay comentarios:

Publicar un comentario