miércoles, 7 de marzo de 2012

Masaoka shiki (1867- 1902)

Shiki Masaoka (~ 1867 1902)

En este nombre en japonés , el nombre de la familia es "Masaoka".
Masaoka Shiki ( 正冈子规? , 14 octubre 1867 a 19 septiembre 1902) , seudónimo de Masaoka Noboru (正冈升), [ 4 ] fue un japonés poeta , escritor y crítico literario en el periodo Meiji Japón. Shiki es considerado como una figura importante en el desarrollo de la moderna haiku poesía. [ 5 ] También escribió sobre la reforma del tanka poesía. [ 6 ]
Algunos consideran Shiki es uno de los cuatro grandes maestros del haiku, los otros son Matsuo Basho , Yosa Buson y Kobayashi Issa . [ 7 ]

Shiki, o más bien Tsunenori (常规) como él se llamaba originalmente, [ 8 ] , nació en la ciudad de Matsuyama , en la provincia de Iyo (actual prefectura de Ehime ) a un samurai familia de clase de medios modestos. [ 1 ] Como un niño, fue llamado Tokoronosuke (处之助), en la adolescencia, su nombre fue cambiado a Noboru (升). Su padre, Tsunenao (正冈常尚), [ 9 ] [ 10 ] era un alcohólico que murió cuando Shiki tenía cinco años de edad, [ 1 ] pero su madre, Yae, [ 11 ] era una hija de Ōhara Kanzan, un confuciano erudito. [ 1 ] Kanzan fue el primero de los tutores extraescolares de Shiki, y en la edad de 7, el niño comenzó a leer Mencio bajo su tutela. [ 12 ] Shiki tarde confesó haber sido un estudiante menos de lo diligente. [ 12 ]
A los 15 años Shiki se convirtió en algo así como un político radical, adjuntando a sí mismo a la entonces menguante Libertad y Movimiento por los Derechos del Pueblo y conseguir el mismo prohibió hablar en público por el director de Matsuyama Middle School , a la que asistía. [ 13 ] Alrededor de este tiempo él desarrollado un interés en mudarse a Tokio y lo hizo en 1883. [ 14 ]

El joven Shiki asistió por primera vez a su ciudad natal Matsuyama Middle School , donde Kisama Jifuku, un líder de la desacreditada Libertad y Movimiento por los Derechos del Pueblo , había servido recientemente como director. [ 13 ] En 1883, un tío materno dispuestos a que venga a Tokio. [ 14 ] Shiki fue matriculado por primera vez en KYORITSU Middle School y más tarde se matriculó en la escuela preparatoria de la universidad [ 15 ] (Daigaku Yobimon) afiliado a la Universidad Imperial ( Teikoku Daigaku ). [ 16 ] Mientras estudiaba aquí, el adolescente Shiki gustaba jugar béisbol [ 17 ] y se hizo amigo de su compañero de estudios Natsume Sōseki , que llegaría a convertirse en un famoso novelista. [ 18 ]
Ingresó en la Universidad Imperial en 1890. [ 19 ] Sin embargo, para 1892 Shiki, según su propio relato demasiado absorto en escribir haiku, falló sus exámenes finales, dejó el Hongō dormitorio que había proporcionado a él por una beca, y abandonó la universidad. [ 19 ] Otros dicen que la tuberculosis, una enfermedad que persiguió su vida posterior, fue la razón por la que abandonó la escuela. [ 20 ]

Mientras Shiki es mejor conocido como un poeta haiku, [ 21 ] también escribió otros géneros de la poesía, [ 22 ] critica la prosa de la poesía, [ 23 ] la prosa autobiográfica, [ 23 ] y ensayos en prosa. [ 11 ] Su obra temprana de la supervivencia es un ensayo de la escuela, Yoken Setsu ("Sobre los perros occidentales"), en la que alaba la variada utilidad de los occidentales perros frente a los japoneses, que "sólo ayudan en la caza y ahuyentar a los ladrones". [ 24 ]
Contemporáneo a Shiki era la idea de que las formas poéticas tradicionales japoneses cortos, como el haiku y tanka , fueron menguando debido a su incongruencia en el moderno Período Meiji . [ 15 ] Shiki a sí mismo, a veces, expresó sentimientos similares. [ 25 ] Hubo sin grandes practicantes vivos aunque estas formas de poesía conservan cierta popularidad. [ 26 ]
A pesar de una atmósfera de decadencia, sólo un año después de su llegada a Tokio 1883, Shiki comenzó a escribir haiku. [ 19 ] En 1892, el mismo año en que abandonó la universidad, Shiki publicó un serializado trabajo abogando por la reforma haiku, Dassai Shooku Haiwa o "Las conversaciones sobre Haiku de la Guarida del nutria". [ 27 ] Un mes después de la finalización de esta obra, en noviembre de 1892, se le ofreció un puesto como editor de haiku en el periódico que había publicado que, "Nippon", y mantuvieron una estrecha . relación con esta revista a lo largo de su vida [ 27 ] En 1895 otra serie fue publicado en el mismo periódico, "un texto sobre Haikai para principiantes", Haikai Taiyō . [ 21 ] Estos fueron seguidos por otras publicaciones seriadas: Meiji Nijūkunen no Haikukai o " El Haiku Mundial de 1896 ", donde elogió las obras de los discípulos [ 3 ] Takahama Kyoshi y Kawahigashi Hekigotō, [ 28 ] Haijin Buson o "El Haiku poeta Buson "(1896/97 [ 28 ] ) que expresa la idea de Shiki de este poeta del siglo 18 quien se identifica con su escuela de haiku, [ 6 ] y Utayomi ni Atauru Sho o "Cartas a un Tanka Poeta" (1898) donde instó a la reforma del tanka forma de poesía. [ 6 ]
El trabajo anterior, en el tanka , es un ejemplo del enfoque ampliado de Shiki durante los últimos años de vida. Él moriría cuatro años después de asumir tanka como tema. [ 29 ] Y, escaras y la morfina de juergas, poco más de un año antes de su muerte Shiki comenzó a escribir diarios lecho de enfermo. [ 30 ] Estos tres son: Bokuju Itteki o "A Drop of Ink "(1901), Gyōga Manroku o "Notas callejeros mientras está acostado en My Back" (1901-1902), y Byōshō Rokushaku o "A Sixfoot Sickbed" (1902). [ 6 ]

Shiki sufría de tuberculosis (TB) gran parte de su vida. En 1888 [ 31 ] o 1889 [ 32 ] , comenzó a toser sangre [ 15 ] y pronto adoptó el seudónimo de Shiki del japonés hototogisu , que es una palabra que suele traducirse como el cuco . [ 32 ] Se trata de una presunción japonesa que este ave tose sangre a medida que canta, [ 32 ] lo que explica por qué se adoptó el nombre "Shiki".
Ya que sufren de los primeros síntomas de la tuberculosis, Shiki buscó trabajo como corresponsal de guerra en la Primera Guerra Sino-japonesa [ 32 ] y, aunque finalmente la obtención de su objetivo, llegó a China después de que el 17 de abril 1895, firma del Tratado de Shimonoseki . [ 33 ] En lugar de informar sobre la guerra, pasó un tiempo desagradable acosados ​​por los soldados japoneses [ 34 ] en Dalian , Luangtao y el Distrito Lüshunkou , reunido el 10 de mayo 1895 [ 35 ] el famoso novelista Mori Ōgai , que era en el momento de un médico militar. [ 33 ]
Vivir en condiciones insalubres en China aparentemente empeoró su enfermedad. [ 33 ] Shiki seguía tosiendo sangre a través de su viaje de regreso a Japón y fue hospitalizado en Kobe . [ 33 ] Después de ser dado de alta, regresó a su ciudad natal de la ciudad de Matsuyama y convalecía en el hogar del famoso novelista Natsume Sōseki . [ 33 ] Durante este tiempo él tomó discípulos y promulgó un estilo de haiku que hacían hincapié en la obtención de la inspiración de las experiencias personales de la naturaleza. [ 33 ] Aún en Matsuyama en 1897, un miembro de este grupo, Yanigihara Kyokudō, estableció una revista de haiku, Hototogisu , [ 6 ] una alusión al nombre de pluma de Shiki. [ 32 ] El funcionamiento de esta revista fue trasladado rápidamente a Tokio. Takahama Kyoshi, otro discípulo, [ 3 ] asumió el control y el alcance de la revista se amplió para incluir la obra en prosa. [ 11 ]
Shiki también llegó a Tokio, [ 36 ] y su grupo de discípulos no eran conocidos como la "escuela de Nippon" después de que el papel de la que había sido editor de haiku y que ahora se publica el trabajo del grupo. [ 28 ]
Aunque ya postrado en cama por 1897, [ 6 ] la enfermedad de Shiki se agravó aún más en torno a 1901. [ 11 ] Él desarrolló la enfermedad de Pott , y comenzó a utilizar la morfina como analgésico. [ 11 ] En 1902 él pudo haber estado dependiendo en gran medida de la droga. [ 37 ] Durante este tiempo Shiki escribió tres obras autobiográficas. [ 6 ] Él murió de tuberculosis en 1902 a los 35 años. [ 32 ]

Legado

Shiki puede ser acreditado con salvar en formato corto de poesía tradicional japonesa y tallar un nicho para que en el moderno Período Meiji . [ 38 ] Mientras que él abogó reforma del haiku, esta reforma se basó en la idea de que el haiku era un género literario legítimo. [ 39 ] Él argumentó que el haiku debe ser juzgado con la misma vara que se utiliza cuando se mide el valor de las otras formas de literatura, algo que era contrario a la visión que tienen los poetas anteriores. [ 40 ] Shiki firmemente colocado haiku en la categoría de literatura , y esto era único. [ cita requerida ]
Algunos haikus modernos se caracterizan por apartarse de la tradicional patrón de sonido 5-7-5 y prescindiendo de la kigo ("word temporada");. reforma haiku de Shiki abogó ni ruptura con la tradición [ 7 ]
Su estilo particular, rechazó "los juegos de palabras o fantasías a menudo invocadas por la vieja escuela" a favor de "observación realista de la naturaleza". [ 41 ] Shiki, al igual que otros Meiji escritores, [ cita requerida ] prestado una dedicación al realismo de la literatura occidental , y esto es evidente en su acercamiento tanto al haiku [ 39 ] y tanka . [ 42 ]
Béisbol [ edit ]
Shiki también jugó béisbol en su adolescencia y fue incluido en el Salón de la Fama del béisbol japonés en 2002. [ 17 ] Un grupo de 1.898 tanka por él mencionó el deporte


...
Poeta, novelista y crítico japonés cuyo nombre real fue Masaoka Tsunenori.
Nacido en Matsuyama en 1867, perteneció a una familia modesta de Samurais.
Empezó a escribir prosa y poesía desde muy joven, convirtiéndose en un firme partidario de la modernización de la poesía japonesa, introduciendo el término "tanka" para reemplazar los poemas "mora-waka".
Sufrió la mayor parte de su vida de tuberculosis, condición agravada cuando prestó servicios como corresponsal de guerra con el Ejército imperial japonés durante la primera guerra chino-japonesa.
Durante sus últimos días escribió numerosos poemas haiku y tankas. Falleció en Tokio en 1902.
...
Shiki Masaoka apareció en el mundo del haiku como el crítico a Basho Matsuo.
Shiki criticó los haikus del famoso Basho en su obra “Basho Zatsudan” (las misceláneas sobre Basho).
Nunca negó todos los trabajos de Basho, sino que reprobó sus hokkus por la carencia de pureza poética y por tener elementos prosaicos y explicativos.
Por otra parte, admiraba a Buson Yosa y que no había sido lo suficientemente reconocido todavía. Pensaba que los haikus de Buson eran técnicamente refinados y transmitían eficientemente impresiones claras a los lectores.
Después del descubrimiento de la filosofía occidental, Shiki se convenció de que las descripciones lacónicas de las cosas eran eficaces para la expresión literaria  ilustrada.
Insistió en la importancia del “shasei” (bosquejando). Esta idea condujo su haikus a la descripción visual y al estilo sucinto.
La innovación del haiku de Shiki creó una gran sensación en el conjunto de Japón y restableció un lenguaje brillante en el mundo del haiku.
Shiki negó el valor del haikai-renga y utilizó siempre la palabra “haiku” en vez de” haikai ” o de “hokku”.
Hoy, el haikai-renga se llama “renku”, pero pocos especialistas están interesados en esta forma poética.
Escrito por
Ryu Yotsuya




...
-Sé natural. Lee a los antiguos, en ellos encontrarás buenos y malos haikus. 
-Los haikus sobre lugares comunes pueden estar distorsionados y deformados. 
-Escribe para tu agrado personal. 
-Recuerda la perspectiva: lo grande puede ser pequeño si está lejos y lo pequeño puede ser grande si está cerca. 
-Los haikus se ocupan de asuntos naturales, no humanos. 
-Los haikus no tienen por qué ser proposiciones lógicas y la razón no ha de aflorar a la superficie. 
-Mantén las palabras tensas, sin añadir nada inútil. 
-Usa con preferencia las composiciones basadas en la realidad. 
-Lee todo lo que hay escrito sobre haiku y medita sobre sus aciertos y sus errores. 
-Ten tu propio estilo. 
-Conoce el arte en general



Al son de los insectos
sale la luna.
El jardín oscurece


Retiro invernal
Hay algo que me gustaría preguntar
A Shakyamuni.

...


Nishiki kite ushi no asekaku matsuri kana

el buey sudando
bajo espesos brocados:
día de fiesta

Matsuri, fiesta ritual de origen sintoísta, relacionada con los ciclos estacionales y especialmente con la plantación y la recolección del arroz.

 El verso de Shiki, simplemente nos da la imagen y no insiste (sobre el dolor del toro) más . El toro está cubierto de brocados, la gente está divirtiéndose, bailando, tocando los tambores; mas para él solo hay polvo, ruido, calor y un pesado carro tirando de su cuello.




Fue un sueño increíble,
dijeron
que me lo había inventado.

* * *

La gran mañana:
vientos de antaño
soplan a través de los pinos.

* * *

El día es largo;
mis ojos están cansados
de mirar al mar.

* * *

Cuando cae a tierra
la cometa
no tiene alma.

* * *

La alondra cantando
ondula
las nubes.

* * *

En la brisa de la mañana
se alzan las alondras
de todo corazón.

* * *

El caracol se arrastra
dos o tres pasos
y se acaba el día.

* * *

La mariposa,
ni siquiera cuando la persiguen
parece tener prisa.








Primavera

Siguiendo el río,
Ningún puente aparece;
¡Qué largo es el día!

* * *

El Gran Buda.
Durmiendo, durmiendo,
Todo el día de primavera.

* * *

En la arena de la playa.
Huellas de pasos:
Largo es el día de primavera.

 * * *

Una noche de primavera;
¿Qué lee
El soltero?

* * *

Cruzando a una chica
Al otro lado del río;
La luna brumosa.

* * *

Olas de calor;
Los pétalos del ciruelo flotan
Hasta las piedras.

* * *

Las olas
Funden
El hielo del lago.

* * *

"Cuando miré atrás,
El hombre con el que me crucé
Se había perdido en la niebla.

* * *

Examinando
Tres mil haikus, 
Dos nísperos.

* * *

Un día entero
Labrando el campo
En el mismo lugar.

* * *

Pájaros cantando,
Haciendo caer
Bayas rojas.

* * *

Gente que viene, gente que va
Sobre el páramo primaveral, 
¿Para qué, me pregunto?







Verano

Una azada abandonada,
No se ve a nadie, -
¡El calor!

* * *

Nubes altas
Sobre un pantano seco
Donde mora una pitón.

* * *

El destello de un relámpago;
Entre los árboles del bosque,
Aparece el agua.

* * *

El río en verano;
Hay un puente,
Pero el caballo va por el agua.

* * *

Los ricos 
Vienen a beber de esta agua clara,
Y osos.

* * *

Veinte mil personas
Sin casa;
La luna de verano.

* * *

La flaqueza del verano; 
Mi vida salvada 
En los huesos.

* * *

Quiero dormir; 
Mata las moscas 
Suavemente, por favor.

* * * 

La luciérnaga, 
Su brillo
Es frío en la mano.

* * *

La quietud:
Un martín pescador vuela
Sobre el lago de la montaña.

* * *

La blanca peonía;
Cuando salió la luna,
Se deshizo y cayó.

* * *

Sale lp luna, 
Corre un viento por la hierba;
Un hototogisu canta.

* * *

Con qué rapidez el río Mogami
Se lleva
El verano.







Otoño

Aumenta el frío;
Ningún insecto
Se acerca a la lámpara.

* * *

Sopla el viento del otoño;
Estamos vivos y podemos mirarnos,
Tú y yo.

* * *

A la entrada del otoño,
Pintar plantas en flor,
Una tarea diaria.

* * *

Encontrar a alguien, 
¡Qué espantosas
Las montañas de otoño!

* * *

Una aldea de pescadores;
Bailando bajo la luna
Al olor del pescado crudo.

* * *

Soledad;
Después de los fuegos artificiales, 
Una estrella fugaz.

* * *

Moribundas,
Haciendo todo el ruido posible,
Las cigarras de otoño.

* * *

Las manzanas robadas
Que comí,
Me dieron dolor de estómago.

* * *

Pelando una pera,
Dulces gotas corren
Por el cuchillo.

* * *

Recuérdame
como alguien que amaba la poesía
Y los nísperos.







Invierno

Un niño menor de diez años
Va a ser entregado al templo:
¡Cruel frío!

* * *

La desolación del invierno;
Atravesando una pequeña aldea,
Ladra un perro.

* * *

El aire es frío;
Aplasto a la niña contra mí,
Es tan hermosa.

* * *

La primera nevada;
Al otro lado del mar,
¿Qué montañas son aquéllas?

* * *

Retiro invernal;
Hay algo que me gustaría preguntar
A Sakyamuni.

* * *

Crisantemos marchitos;
Calcetines secándose en la cerca;
Un día de sol.

* * *

Sin hacer nada
La babosa de mar ha vivido
Dieciocho mil años.


-

Viento de otoño;
no hay para mí dioses,
no hay budas.

Al pedregal
van cayendo pachuchas
las camomilas.

La mosca de caballo
no se va de la sombrilla;
¡cuánto calor!

La escuela de la alondra
y la de la rana
discuten sobre el canto.

El buque holandés
de enorme vela;
monte de nubes.

Campo de escarcha.
A la loca del pueblo
le ladra un perro.

Reseco el río,
cruza el puente la gente
y siente frío.

Pisa las nubes,
bebe la niebla
la alondra remontándose.

En todo el monte
yerbas nuevas reflejan
el sol naciente.

El cielo claro,
y la tierra esponjosa:
primera arada.

Con sus patitas mojadas
brinca el gorrión
por el corredorcillo.

Entre un grupo
de sólo hombres
¡qué calor el de la mujer!

Caen frutos de almezos.
Ya los niños vecinos
no me visitan.

Lluvia de estío,
¡cómo azota la cabeza
de la carpa!

El caracol
levanta su cabeza:
se me parece.

Robar melones
lo olvidé por completo
con el frescor.

¿Venís a picotearme los ojos
aún vivo,
revuelo de moscas?

Una nube blanca
cuchichea a su paso
sobre los bananos.

¡Cómo el hombre!
En noches de luna llena
el espantapájaros es miserable

Un cardumen de truchas
Paso ante mis ojos
El color del agua

Cada año nuevo
Cielo y tierra en armonía
El primer día.

Las noches son breves
¿Cuántos días más
aún por vivir?

Crepúsculo matinal.
El hocico de la rana
exhala la luna.

Cuando se derrite la nieve.
¡Sueltan los caballos
en el pueblito!

¡Qué soledad!
Después de los juegos artificiales
una estrella fugaz.

Un gran viento
y repentinamente el estandarte
se levanta.

Cuando miré hacia atrás
El hombre que me cruzó
Se había perdido en la neblina

Ola de calor
Las flores del ciruelo se dispersan
por el pedregal.

El Gran Buda soñoliento
Adormecido
Por este día primaveral.

Ellos contemplan
el océano en junio.
Los Budas al fondo del templo.

Atardecer primaveral.
¿Qué lee
el hombre que no tiene mujer?

El Gran Buda
y su frescura
implacable.

La nieve se derritió
En la espalda
Del Gran Buda.

Dulzor de brisa.
En el verde de mil colinas
un templo aislado.

Un canasto de flores abandonado
y nadie
en las montañas en primavera

Las ondas del chapoteo
derriten poco a poco
el hielo del estanque.

Toda la jornada
Sembré en el mismo lugar
Trabajando la tierra.

Sitio ilustre.
Desyerba la tierra
y lo ignora el campesino.

A lo largo la mano corre
por la barandilla del mirador.
Los montes en primavera.

Durmiendo sobre la piedra
Mariposa
¿Sueñas tú de mí el infortunio?

Soñando cada año
En los crisantemos
Sueño por ellos.

La campana del templo
para de sonar y brilla.
Ah la luciérnaga.

Como compañero
Solicito a la mariposa
Partir de viaje.

El aguacero de verano
tamborea
en la cabeza de las carpas.

Un pueblo de pescadores
Bailando bajo la luna
El olor a pescado fresco.

Primavera en el hogar.
No hay nada
y sin embargo hay de todo.

El río en el verano
y un puente.
Pero el caballo pasa por el agua.

Jornada corta.
En sus canastas los cormoranes
cansados duermen.

El puente cedió.
¡Atrás y solitario
el sauce llorón!

A gran velocidad
Se lleva el verano
El río Mogami

A lo largo del río
No encontré ningún puente
Ese día sin fin.

El puente colgante
En lo alto y en todas direcciones
Balancea la lluvia fresca.

¡Peral en flor!
La casa en ruina
Única huella de la batalla

Con mucho esfuerzo
Pude colgar
La lámpara entre tantas flores

Salgo del Templo Zen
Entro
A una noche estrellada.

Diez años de trabajo
para pagar mis estudios.
¡El techo gastado!

En esta agua pura
los ricos se refrescan
y también los osos

Pánico.
La escalera se derrumba
sobre los amores de los gatos

Pinos en cada isla.
¡Y cómo refresca
el ruido del viento!

¡Qué frescor!
La vela que se apaga
y el ruido del agua

Una extremidad
Apoyado sobre la montaña
El Río Celeste.

Un niño de diez años
Acaba de heredar un Templo
Frío amargo

Aguas termales.
La Vía láctea
en los cuerpos desnudos.

Pasada la media noche
La Vía Láctea
Descansa en un bambú

En los cultivos de las alturas
los espantapájaros
se peinan de nubes

La noche infinita.
¡Pienso
en cómo será en 10.000 años!

El que detesta esta vida
Debe amar
La flor del cardo.

En este mundo efímero.
También los espantapájaros
tiene ojos y nariz

Medita el mono
a lo largo de la noche
¿Cómo atrapar la luna?

Bajo el mosquitero
Ella duerme
Rodeada de luciérnagas

Hago una ofrenda a Dios
y de regreso.
La brama del ciervo.

Débiles
Esta noche de nieve
Las luces del palacio

El frescor
En medio del cultivo de arroz verde
Del único pino

El mono es el hombre y la lección luminosa
de la luna…
¿Buda?.

Al chirrido de los insectos
Sale la luna
El jardín oscurece

De espalda al Buda.
Oh cómo como refresca
el claro de luna

Cerezos en flor
y recuerdos de seres queridos.
Todos tan lejos de aquí.

Donde miremos
hay frescor de luces
de dioses y de Budas.

Al encender la luz
Las sombras de las muñecas
Una para cada una

En el Gran Buda
la ausencia de entrañas.
Ah que frescor.

Nuestro canario se escapó
Un día de primavera
Llega a su fin

Marejada de nubes bajas
Amontonadas
Sobre la lejana línea del mar

La playa.
¿Porqué hacer una fogata
con esta luna de verano?

Una alondra se vuela
Respiro la niebla
¡Yo camino sobre nubes!

Un azadón abandonado
en el campo vacío.
¡Qué calor!

Para la delgada waka
y para el fino haiku.
Un hombre en verano.

El daimyo.
Queda de su pasar
un terrible frío.

La gran limpieza.
Todos los dioses y Budas
amontonados en la hierba.

Soledad en invierno.
Quisiera hacer una pregunta
al Buda

Fría mañana.
Alegremente
el acólito entona el sutra

La barca y la orilla
Dialogan
a lo largo del día

El río en invierno.
El agua no es suficiente
para cuatro o cinco patos.

¡Recuerden!
Fui un gran comedor de caquis
amando haikus.

El ave canta
Cae al suelo
Una baya roja.

Tres mil haikus
a revisar.
Dos caquis

No puedo comer
Los caquis que me gustan.
Ah la enfermedad

Las manzanas robadas
que comí.
Me produjeron dolor de estómago.

Una baya roja
rodó
por la escarcha del jardín.

Me pican
Los mosquitos en otoño
Decididos a morir

En el dormitorio vecino
su luz también se apaga.
Ah qué la noche es fría

Pobre Templo
reducido a ruinas
¡Pero qué Bashô!

La linterna se apaga
Atravesando el Bashô
El ruido del viento.

Bajando del caballo
En el viento de otoño
Pregunté por el nombre del río.

Ningún insecto
se acerca a la lámpara
Aún más frío.

Apoyada a un árbol desnudo
de raras hojas
una noche estrellada.

Los insectos de verano
caen muertos
sobre mis libros

Torbellino de hojas muertas
vienen de lejos.
El otoño llega a su fin.

Sale la luna entre las hierbas
y sopla el viento
el canto del hototogisu

Ni siquiera un mosquito
después de la inundación
¡Qué soledad!.

En el rincón de un viejo muro
Totalmente inmóvil
Una araña gorda acecha

Gracias a la linterna
contemplar al Gran Buda
y el canto del hototogisu

En la palma de la mano
una luciérnaga.
Ah su frío reflejo

Maté una araña
¡Soledad
de noche fría!

Sólo en un árbol
de la inmensa llanura
las cigarras se agrupan

Cuando para de cantar
Y vuela
Al fin vemos a la cigarra.

Una cigarra canta
Frente a la casa vacía
Al último sol

Al borde de la muerte
Más sonora que antes
Las cigarras en otoño

Bosque en verano.
Del que penetra
ni la más mínima huella

Admirar rosas.
¡El cansancio de mis ojos!
La convalecencia.

En el Templo de Taga
Cerezas en el suelo
No hay nadie.

Mi voz
se hace viento
en la cosecha de champiñones

La blanca peonía
Una noche de clara luna
Perdía sus pétalos

Veinte mil personas
Sin abrigo
La luna de verano.

Pintor de rosas
Las flores no son difíciles
y las hojas peliagudas.

La amapola florece
y por la brisa del día
desparramada.

Lluvia de otoño.
Las hortensias
se deciden por el azul.

Pintar flores
es mi tarea cotidiana.
¡A comienzo del otoño!

¡Las flores silvestres del verano!
En Saga las bellas mujeres
de muchas tumbas.

Que distinto el otoño
para mí que voy
para ti que quedas.

Sobre las hojas verdes
que cubren la montaña
el sol pasea.

Llega el otoño
paso los días pintando
flores y yerbas.

Camino caluroso
sobre esa piedra
descansan todos.

Confusas
entre los pétalos
alas de pájaros.

Nos separamos
y ahora me quedo solo
a la sombra del árbol.

Corté una rama
y clareó mejor
por la ventana.

Agotó el camino del verano
y se interna en la montaña
tirando del carro.

Para ver sin trabas
la nieve en Ueno.
Abre las puertas.

Ninguna nube
en el monte Tsukuba.
Rubias libélulas.

Para oídos impuros,
por sermones,
el cuco.

Sin viaje
Y sin primavera
Me perdería este amanecer.

Las caídas tibias de la lluvia
en la espina pelada.

Deshelado hacia fuera acumular.
Un camarón se mueve
entre viejas algas.

El cañón rueda su estruendo.
Brotes de la hoja de un árbol.

¡Cómo está fresco es!
Un cangrejo pequeño, en la lluvia,
Subidas en un pino.

Hojas del loto en la charca
Paseo en el agua.
Lluvia en junio.

Giros del humo
Después del paso de un tren.
Follaje joven.

La tormenta
Durante el medio día
ha roto el vástago de la malva.

No podemos ver incluso la luna.
Y ondas grandes de la subida.

Sobre un hueco de la roca
Una hiedra cuelga.
Un templo pequeño.

El luffa florecido.
Soy un alma
Estrangulado con flema.

-

 Qué distinto el otoño
para mí que voy
para ti que quedas. 


Senda de estío
Sobre esa piedra
Descansan todos. 


Confusas
Entre los pétalos
Alas de pájaros. 


Cada Año Nuevo
cielo y tierra en armonía
el primer día. 


Corté una rama
Y clareó mejor
Por la ventana. 


En medio del estanque
recobra la vida
una hierba. 

Las ondas del chapoteo 
derriten poco a poco 
el hielo del estanque.

Fuente:

 http://jorgebraulio.wordpress.com/R. H.Blyth. Haiku. Vol III. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario