miércoles, 14 de diciembre de 2016

Libro : "La enredadera" de Susana Benet






"La enredadera" 
- haikus reunidos- 
(Edit. Renacimiento, Sevilla 2015)


Colección: ANTOLOGIAS
Materias: POESIA;
Editorial: RENACIMIENTO EDITORIAL
N° páginas : 192
Medidas: 120 x 170 mm.
Encuadernación: Rústica
ISBN: 978-84-16246-89-2
EAN: 9788416246892
Precio: 11.54 €
Precio con IVA: 12.00 €


En este volumen reúne los poemas aparecidos desde su primer libro publicado hasta el presente, incluyendo haikus premiados e inéditos. 

"Faro del bosque" (2006), 

"Lluvia menuda" (2007), 

"Huellas de escarabajo" (2011) 

y les añade una nueva colección, 

"Ráfagas"

premiada en Colombia en 2013, 
junto con  algunos haikus  inéditos. 

*

Aves e insectos, 
 todo el jardín es vuestro 
 de madrugada

*

En La enredadera, uno de esos raros libros a los que basta abrir al azar por cualquiera de sus páginas para que de inmediato entren a formar parte de nuestra vida, encontramos lo que vemos sin ver todos los días, lo que todos hemos sentido alguna vez sin ser capaces de expresarlo, la música y la magia del instante, el temblor y el misterio de la cotidianidad.

Saltando charcos 
voy al colegio y vuelvo 
saltando charcos.

*

Nuestra querida amiga Susana Benet presenta en Sevilla su libro "La enredadera", editorial Renacimiento, Sevilla, 2015, que es una recopilación de la mayoría de sus haikus.
En la presentación estará el profesor Fernando Rodríguez-Izquierdo, que es autor del prólogo.
A aquellos que podáis os animamos a asistir.

- Día: Viernes 16 de diciembre de 2016
- Hora: 18:00
- Lugar: Espacio 9 millas. Calle Narciso Campillo, 4, Sevilla.





Susana Benet


Huelen las horas
a naranjos en flor.
No tengo prisa 

*

Susana Benet nace en Valencia en 1950. Licenciada en Psicología, su vida laboral transcurre realizando tareas administrativas en una multinacional, aunque su auténtica vocación es literaria. Admira profundamente la poesía oriental y descubre en el haiku una manera personal de expresarse. 
En 2006 aparece su primer libro, publicado por la Editorial Pre-Textos: Faro del bosque. A partir de entonces, las publicaciones en libros y revistas se suceden siendo considerada una de las voces más representativas del haiku en España.

***

Sobre sus haikus, el poeta Vicente Gallego escribe: 
«Estos versos se duelen de sí mismos, y en sí mismos se gozan. Como la espina de un rosal, se nos clavan sin darnos más explicaciones. Andamos entre rosas que lastiman sin querer, dándonos el gusto de dolernos y de aspirar su aroma. Esta lluvia de alfileres cae en el absoluto ahora de la contemplación y nos empuja a la intemperie de lo vivido sin porqué, de aquello que se basta y colma en su verdad sentimental y sensitiva».

Antes dejabas 
dos rosas al marcharte. 
Ahora, colillas.

***

Digámoslo claramente: los libros de haikus casi siempre defraudan. Un haiku –algo más que tres versos de cinco, siete, cinco sílabas– es un chispazo, un milagro, un súbito hallazgo que bordea la nadería, el juego de palabras, la greguería –tan parecida a veces, tan distinta siempre–  y que necesita más que ningún otro poema la colaboración del lector. 

Un buen lector de haikus es casi tan difícil de encontrar 
como un buen autor de haikus.

            Como resulta bien sabido, se trata de un breve poema estrófico que procede del Japón, donde está sometido a muy estrictas reglas, temáticas y formales, que tienen tanto que ver con la estética como con la espiritualidad. Pero el haiku ya se ha extendido por todo el mundo –abunda especialmente en la lengua inglesa– y ha prescindido de las ataduras tradicionales. No escasean, sin embargo, los ortodoxos que niegan la condición de haiku a toda composición que no se someta a ellas. 
Un ejemplo lo encontramos en el libro de Vicente Haya "Aware", tan rigurosamente informado como, en más de un capítulo, disparatado.
            Raro es el poeta actual que no haya escrito haikus,  Susana Benet se ha atrevido a convertirlos en lo fundamental de su obra. La enredadera reúne sus tres libros anteriores –Faro del bosque (2006), Lluvia menuda (2007), Huellas de escarabajo (2011)– y les añade una nueva colección, Ráfagas, premiada en Colombia en 2013, y un puñado de inéditos. 
El resultado en un breve volumen inagotable, que se puede abrir por cualquier página sin que en ningún caso nos defraude.
            Los aficionados al haiku ya conocen a Susana Benet y no se perderán esta recopilación, pero quienes sienten reparos ante el género, quienes no acaban de verle la gracia al famoso haiku de Bashoo 

Un viejo estanque
se zambulle una rana 
ruido de agua

-Matsuo Basho

*



Profesor Fernando Rodríguez-Izquierdo y Gavala



 “tal vez la poesía más sabida y recitada de toda la poesía japonesa” en opinión de Rodríguez-Izquierdo, no tardarán en sentirse seducidos por algunos de estos breves poemas, que no necesitan de ningún excipiente doctrinal para llegar a los lectores.
            ¿Cuál es el secreto del arte prodigioso de Susana Benet? En primer lugar, saber mirar, jugar como un pintor con los colores: 

Rojas cerezas. 
Entre las ramas verdes 
mi mano blanca. 

Muy en la tradición japonesa, hay en estos haikus jardines, y otoños, sauces y montañas, nieblas y primaveras, toda la parafernalia que parece exigir el género (aunque en Susana Benet no resulta nunca convencional), pero también –y este es su segundo secreto–  un mundo doméstico y cotidiano que no duda en incurrír en el feísmo 

Al entregarme 
la compra el carnicero,
sangre en las uñas”

ni en referirse a las tareas caseras: 

Plancho y aliso. 
Cuando toco las sábanas, 
toco tu cuerpo.

            El tercer secreto de Susana Benet tiene que ver con su capacidad para expresar una emoción con las mínimas palabras. Solo a ella le basta el cordón desatado de un zapato para escribir un poema de amor; 

Junto a mi pie,
el cordón desatado  
de tu zapato. 

O unas colillas para referir su desgaste: 

Antes dejabas
dos rosas al marcharte.
Ahora, colillas

Ella es capaz de expresar, con una mirada al reloj, el egoísmo de la vida que sigue su ritmo sin atender razones: 

Ante el enfermo, 
 consultan su reloj 
 los visitantes. 

Y el más famoso de los suyos, que Carlos Bousoño en su Teoría de la expresión poética, podría haber citado como ejemplo de superposición temporal (tiempo futuro sobe tiempo presente): 

Un niño juega
 a enterrar a su padre. 
 Día de playa.

            Saber mirar, saber sentir, saber decirlo en las diecisiete sílabas del haiku (ni una más, ni una menos), en eso se resume el arte de Susana Benet. En sus versos no hay pastiches orientalistas ni artificiosas iluminaciones más o menos zen, hay una jaula oxidada y silenciosa en la basura, un gorrión que vuela de mesa en mesa en la terraza de una cafetería, lavadoras que pulsan convulsas en la paz de la noche, las botas rojas de un niño bajo el paraguas, una ventana de hospital a la que se asoman los pinos llenos de pájaros, la entrada de un cine que ya no existe encontrada de pronto en un viejo bolso.
            En La enredadera, uno de esos raros libros a los que basta abrir al azar por cualquiera de sus páginas para que de inmediato entren a formar parte de nuestra vida, encontramos lo que vemos sin ver todos los días, lo que todos hemos sentido alguna vez sin ser capaces de expresarlo, la música y la magia del instante, el temblor y el misterio de la cotidianidad.

Publicado por JLGM 



Fuente: 
http://susanabenet.blogspot.com.es/
http://paseos.net/phpbb3/viewtopic.php?f=30&t=15667
http://www.udllibros.com/libro-la_enredadera-U320100079
http://crisisdepapel.blogspot.com.es/2015/12/susana-benet-minimas-maravillas.html
https://puentesdepapel56.blogspot.com.es/2015/12/susana-benet-la-enredadera.html




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada