lunes, 2 de mayo de 2016

Cristina Rascón Castro




Cristina Rascón Castro


Cristina Rascón Castro (Sonora, México, 1976) es escritora, economista y traductora de poesía japonesa. Entre las inquietudes frecuentes en su obra se encuentran la migración, el viaje, la incomunicación, así como la mujer y sus fronteras personales.
Rascón estudió en Japón, tiene el idioma y la facilita apreciar el poema original.
Autora de:
"Cuentráficos" (ISC, 2006)
"El agua está helada" (ISC, 2006) 
"Los libros de cuento Hanami" (Tierra adentro, 2009)
"Puede que un sahuaro seas tú" (FORCA, 2009); 
"Para entender la economía del arte" (Nostra ediciones, 2009), libro de divulgación
"El sonido de las hojas" (Cuadrivio, 2014) este libro recoge ficciones escritas a lo largo de más de quince años. El carácter versátil de su obra logra lectores de las edades más variadas. 
Esta conversación sucede en el marco de la publicación del libro referido, además de aprovechar la oportunidad para abordar otros asuntos de la escritura actual. Es un  libro de instantes poéticos, 
El estallido de lo súbito aparece con regularidad a lo largo del libro.
Tiene inéditos los libros de haiku: "Zoológico de palabritas", para niños 
y "Huye el reflejo", de haiku contemporáneo.


La dimensión del haiku
Cristina Rascón Castro afirma que el haiku trata de ligar el momento presente con la eternidad.

Al hablar del poco conocimiento que hay en Latinoamérica del género y los escasos talleres que se realizan del país al respecto, la escritora se mostró congratulada por la respuesta al curso "Géneros breves de poesía japonesa."

Cristina dijo: En Japón,  siempre hay haiku: "es parte de una memoria colectiva, es parte de una actitud frente a la vida, parte de una práctica budista, de dar lo mejor de ti, apreciar la vida; es parte del día a día".

"Es un universo que ha sido mal entendido, en otros países y en otros bien entendido. Ha habido poetas que han adquirido bien las herramientas del género y captado su esencia. Es algo muy necesario que el sepa de dónde viene este fantasma, esta presencia mágica que es el haiku, que entienda en cómo se conforma y a partir de ahí uno como artista incorporarlo a su proceso. Eso les permite ser creativo y tener libertad poética".

Se trata de salir a la naturaleza, dejarse rodear de todo y escribir un haiku, que dentro de sus reglas debe tener 17 sílabas. La escritora lo presentó como una creación que reconecta a quien lo escribe consigo mismo y con el cosmos. La sensación que deja es que se puede regresar a la faena diaria liberado, desapegado y ayuda a entender la vida de una forma más pacífica, calmada y a reducir la perturbación de lo que el ser humano cree que es necesario, aunque agregó que no es común encontrar libros de haikus de autores nacionales y los pocos que hay están en antologías. 
También mencionó que como género es difícil defender un haiku, "es difícil defender si un libro de haiku es bueno o es malo!




Cristina Rascón Castro


"las personas que responden a los cursos de haiku vienen abiertas, sin resistencia a emprender un nuevo género, desprendidos de la teoría occidental de la poesía, que es lo que se necesita para escribir haiku, escribir en blanco. Hay mucha disposición y mucho talento".

Para Cristina el haiku es un átomo poético, un instante revelatorio, que busca se transmitir y fusionar con el universo, dejar de ser para verdaderamente llegar a la esencia. En entrevista relató que no solo es un acto de escritura poética, sino también un acto de contemplación, de meditación y de transformación interna.

La escritora estudió una maestría en Política Pública en Japón y ahí constató que el haiku se aprende en la primaria, se practica en todos los ámbitos y edades, así como en todos los gremios ocupacionales. Cada quien, continuó, tiene un librito o antología de haiku, ya sea como hobby o como profesión. Hay críticos literarios de haiku, en los periódicos más populares cada domingo publican en su contraportada el mejor de los haikus enviados por los lectores. Es una práctica constante.

En cuanto a la historia de este género japonés, acotó que en el siglo XVI con la waka, en vez de cinco versos dijeron que con tres podrían decir algo, y en esos tres no les interesaba decir qué sentían, sino transmitir qué contemplaban. En el haiku hay desapego hacia el yo, luego empieza a evolucionar el género e introduce elemento humano, luego evoluciona un poco más, hay una evolución histórica y ramificación de temas y estilos.



Cristina Rascón Castro en la Feria Internacional del Libro


La escritora y traductora literaria Cristina Rascón Castro (Sonora, México, 1976). Maestra en Política Pública Comparada por la Universidad de Osaka, Japón, licenciada en economía por el ITESM Campus Monterrey y con diplomado en Estudios Asiáticos en la Universidad de Estudios Extranjeros de Kansai, Japón.
Recibió el Premio Latinoamericano de Cuento Benemérito de América,
el Premio Libro Sonorense de cuento
y el Premio Literatura Regional del Noroeste, entre otros primeros lugares en cuento y poesía a nivel nacional.
Ha obtenido apoyos de FECAS y FONCA para creación de cuento y novela, así como en traducción literaria.
Participó en talleres y congresos de haiku en Japón y Canadá, siendo antologada en los géneros de haiku, tanka, poesía, microrrelato y cuento a nivel nacional e internacional.

Es consultora para las Naciones Unidas en Viena, Austria, donde dirige el taller de creación literaria de la Embajada Mexicana. Imparte cursos de creación literaria, literatura japonesa y haiku en instituciones mexicanas, como FLM, CENART, UAM, CECUT, FIL entre otras.
En 2011 es invitada por la Casa de Escritores de Shanghai y en 2012 por Fundación Sacatar en Brasil, para sus programas de residencia artística internacional. Es Miembro del Sistema Nacional de Creadores en México (SNCA) del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA).


Cristina Rascón Castro (Sonora, México, 1976)
Escritora, economista y traductora literaria.

El haikai no es plural de haiku, el haikai es toda la poesía japonesa 
que tenga métrica de cinco y siete. 
El haiku es un poema de 17 sílabas con una serie de reglas, 
con una palabra estacional que une presente y eternidad, 
es uno de los estilos dentro de la poesía tradicional japonesa 
y esa poesía tradicional se llama haikai.


Rascón ha recibido los premios:
El Premio Latinoamericano Benemérito de América.
Premio Regional de Literatura del Noroeste.
Premio Libro Sonorense.
Entre otros reconocimientos a nivel nacional e internacional en los géneros de narrativa y poesía.
Ha sido invitada a residencias artísticas internacionales por el gobierno de Québec, el Consejo para las Artes de Canadá, la Asociación de Escritores de Shanghái, la Fundación Sacatar en Brasil, así como por el Fondo de Cultura Económica/ITESM para el Laboratorio de Escritores Fronterizo en Tijuana/San Diego. Recibió en varias ocasiones apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes de México (FONCA), así como de fondos estatales (FECAS), para traducción literaria, residencias artísticas y proyectos de obra narrativa.

Como traductora de poesía japonesa al español publicó el libro:
"Sin conocer el mundo"(Plan C Editores, 2007) , del poeta Shuntaro Tanikawa 
y "Dos mil millones de años luz de soledad" (UAM, 2012), del mismo autor.
Ha traducido del japonés para diversos medios hispanos poesía de Mitsuo Aida, Ishigakirin y Tawara Machi, así como poesía desde el inglés, portugués y francés.

En el área de economía  el libro Para entender la economía del arte (Nostra, 2009), es un ensayo de divulgación, así como:
Publicaciones de "Análisis de mercado cultural e impacto de actividades culturales en el sur de Sonora" (Cajeme2020, México)
"Impacto del uso de recursos en energía nuclear para Latinoamérica" (OIEA, Austria/Argentina)
e "Impacto de microcréditos para mujeres en el sur de Sonora" (Grameen de la Frontera, México).
Cristina es Maestra en Política Pública por la Universidad de Osaka, Japón, donde también cursó un Diplomado de Estudios Asiáticos en la Universidad de Estudios Extranjeros de Kansai, y Licenciada en Economía por el ITESM Campus Monterrey, México. Ha sido consultora para las Naciones Unidas y asociaciones civiles mexicanas, así como profesora universitaria.
En el sur de Sonora creó y coordinó el Primer Certamen Literario de Cajeme Jiosiata Nooki, de carácter bilingüe (Español y Yaqui), como un proyecto de desarrollo en base a la creatividad y diversidad cultural, integrando a los escritores indígenas de su región.

Su trabajo ha sido antologado en los géneros de poesía, haiku, microrrelato y narrativa para publicaciones, lecturas y antologías en Austria, Brasil, Canadá, China, España, Estados Unidos, India, Japón, México, Perú y Venezuela. Imparte cursos de literatura japonesa y talleres de escritura creativa en México y otros países. Actualmente es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte en México .


ormikugi





Fuentes:
http://old.nvinoticias.com/fama/artes/120538-eternizar-el-presente-la-posibilidad-del-haiku
http://parajetunero.blogspot.com.es/2015/03/minificcion-reto-nada-minusculo.html
http://culturayartepp.blogspot.com.es/2013_05_01_archive.html


1 comentario:

  1. ¡Muy bueno, Xaro!
    Muchas gracias por ofrecernos tan completa entrada con la obra de esta importante y activa escritora mexicana. Muy interesantes sus acotaciones en torno al haiku, su conocimiento y práctica. Hubiera sido ilustrativo, también, conocer algunos de sus haikus.

    Cuando puedas, no dejes de abrir tu correo electrónico. Gracias.

    Un gran abrazo, amiga, desde mi otoño cordobés.

    ResponderEliminar