lunes, 10 de septiembre de 2012

Haikus de El Viejo Li Bo


árbol sin sombra
la bruma del otoño
mi único abrigo


con mi sombrero
cubierto por la nieve
parezco un mago


al sauce el río
muestra sus golondrinas
¡es primavera!


múltiple orquesta
las chicharras explican
todo el verano



quieto en el aire
posa para la foto
el picaflor


La rosa china 
 inmoviliza el aire 
 del picaflor


un organito
recorre la ciudad
del tiempo ido

Con toda naturalidad y justa métrica consigue reunir una representación real y su gran evocación histórica que pertenece asimismo al contemplador y al lector. 
Pedro Aullón de Haro



¡qué armonía,
perro, gato y dos niños
juegan al sol!

Gracia y belleza se conjugan en este haiku luminoso, tan cercano al espíritu de Isa y al espíritu budista de la comunión entre todas las criaturas. 
El efecto de armonía y frescor se refuerza al describir una escena de la vida cotidiana que implica ya una relación "natural" entre el perro, el gato y los dos niños (interesante este último matiz, que sugiere, sin decirlo, que es el ser humano el que debe cuidar de esa relación).
José María Bermejo.



mi buen amigo
apenas un humito
del crematorio

Sin duda uno de los haikus más sorprendentes de esta edición. 
No deja de ser una estampa cómica imaginar al poeta delante del humito, sin embargo resulta también profundo y conmovedor. 
Luis Corrales Vasco.



luna de río
qué sencilla navegas
por mi ternura

El autor usa una ruptura de sistema muy llamativa: la luna navega (con el río), no por un cauce arenoso ni pedregoso, sino "por mi ternura"; y esto, con una sencillez que asombra.
 Fernando Rodríguez Izquierdo.  


 tan recubierto 
 que duda si es farol 
 o enredadera


Cemento gris 
 en la esquina un cartel 
 esconde estrellas


El sauce mira 
 nadar la golondrina 
 dentro del río


El Viejo Li Bo 701-762



El viejo Li Bai (Li Bo)




Zazen en la montaña 

Las aves han desaparecido por el cielo. 
Ahora la última nube se escurre.

Nos sentamos juntos, la montaña y yo, 
Hasta que sólo la montaña sigue siendo

Li Bo


3 comentarios:

  1. Los Haiku del Vejo Libo, pertenecen a César Bianchi, seudónimo literario de Antonio César Libonati Bianchi, nacido en San Martín, provincia de Buenos Aires, Argentina, el 2 de diciembre de 1937. Participa de El Rincón del Haiku, Foto Haiku, Letralia, etc. En 2012 obtuvo el primer premio en el Encuentro Internacional de Haiku Tozai de Buenos Aires

    ResponderEliminar
  2. Una pregunta... qué tiene que ver Li Bai, Li Po, y el Viejo Li Bo? Son muy lindos estos poemas, pero creo que se están confundiendo las cosas! Cuando menos.
    Sería buena una explicación de quien editó este blog.

    ResponderEliminar
  3. Una pregunta... qué tiene que ver Li Bai, Li Po, y el Viejo Li Bo? Son muy lindos estos poemas, pero creo que se están confundiendo las cosas! Cuando menos.
    Sería buena una explicación de quien editó este blog.

    ResponderEliminar